Molinos de gofio en La Palma: El sistema de Isidoro Ortega

¡Comparte esta publicación!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Existen datos de que los primeros molinos en La Palma se remontan al siglo XVIII. En un plano militar de Santa Cruz de La Palma del año 1870 se pueden observar, fuera de las murallas y en las laderas que existen detrás de la capital, hasta ocho molinos de viento. La mayoría se desarrollaría a través del reconocido como sistema Ortega, obra de Don Isidoro Ortega, natural de la Villa de Mazo.

Molino en Garafía La Palma sistema Ortega

Molino en Garafía (La Palma) construido con el sistema Ortega

Isidoro Ortega, inventor del sistema Ortega

Isidoro Ortega, natural de la Villa de Mazo en La Palma, tenía estudios elementales y era un gran autodidacta. Su ingenio y su amor por la mecánica, hizo que revolucionara el sistema de molinos, con un particular molino de viento que molía casi el doble de grano con igual fuerza motriz o el mismo viento.

Isidoro Ortega

Imagen de Isidoro Ortega

El molino concebido por Isidoro Ortega Sánchez hacia 1867, constaba de 3 partes distinguidas. Las más destacadas eran la torre, compuesta por 4 columnas, llegaba a alcanzar una altura de unos 9 o 10 metros. Por otra parte, el rotor o mecanismo de rotación se articulaba en un número variable de aspas, lo más habitual era entre 8 y 12, a las que se sobreponían unas fajas de madera en forma trapezoidal en substitución de las tradicionales candelas de tela. La base o casa, era el tercer elemento: de planta cuadrangular, gruesos muros y en forma de pirámide truncada, acostumbraba a edificarse semienterrada y en zonas rocosas con la intención de ser muy resistente frente al viento.

Molino sistema Ortega Garafía La Palma

Molino sistema Ortega en Garafía, La Palma

Expansión del sistema Ortega

El éxito de su sistema hizo que se propagará la construcción de este tipo de molinos en Fuerteventura, El Hierro, La Gomera e incluso Tenerife. En la isla de La Palma se llegaron a contabilizar de hasta veintidós molinos, algunos eran construidos por Ortega y otros por carpinteros locales. La sencillez de su construcción y los bajos costes que suponía su desarrollo en comparación a los molinos de torre, hizo que se copiara su modelo, añadiendo al mecanismo de Isidoro, características propias, especialmente las teleras de lona en vez de las planchas lignarias. Ello dio lugar a las llamadas molinas, unos ingenios que copiaron con pequeñas diferencias el popular Sistema Ortega.

Obras destacadas del Isidoro Ortega

Molino en San Sebastián de La Gomera

Es un molino que se levantó sobre el año 1905 y que aún se puede disfrutar, ya que se conserva en perfecto estado.

Molino de viento en San Sebastián de La Gomera

«La estrella de Oro» en La Laguna

El molino «la molineta» en San Cristóbal de La Laguna, se conocía antes por el nombre “Estrella de Oro”, y era una construcción que se inauguró en 1908. Aunque hoy esa edificación, diseño de Isidoro Ortea, está desaparecida, se mantiene el emplazamiento como fábrica de gofio. Una de las peculiaridades de este desaparecido molino, es que tenía las velas de tela y no de madera, como eran mayormente los diseño de Ortega.

Molino Estrella de Oro La Laguna

Otras construcciones de Isidro Ortega en Tenerife fueron en emplazamientos tales como Punta del Hidalgo, Tejina o La Cuesta, de esta última data que se trató de un encargo de la familia Calzadilla.

Muerte y legado de Isidoro Ortega

Isidoro Ortega nos dejó en 1913 en un accidente cuando reparaba el molino de San Sebastián de La Gomera. Fue sorprendido mientras trabajaba por la salida de una de las muelas del molino, que le lesionó una pierna y le formaría gangrena en la misma. Este hecho le causaría la muerte días más tarde. Los restos de Isidoro Ortega Sánchez reposan en el cementerio de San Sebastián de La Gomera.

El Molino de Monte Pueblo en Mazo, propiedad de la bisnieta de Don Isidoro Ortega, Doña Miriam Cabrera, pudo ser recuperado a través de un sistema de subvenciones en noviembre de 1994, además de aportaciones personales y familiares, con los que la empresa Hernández Ventura recuperó el molino tal y como era en su forma y funcionamiento original. El 19 de abril de 1996 volvió a lucir las velas y a girar como en la antigüedad. Hoy, en el emplazamiento del molino, se puede disfrutar además de un museo etnográfico de herramientas antiguas de carpintería, zapatería, panadería, etc.

Molino Monte Pueblo en Mazo La Palma

Molino Monte Pueblo en Mazo La Palma, propiedad de la bisnieta de Isidoro Ortega

El sistema Ortega no sólo fue una influencia para desarrollar otros sistemas de molinos de vientos de la época, sino que además fue llevado a todas las Islas Canarias con excepción de El Hierro.